Buscamos Bibliotecas Públicas que tengan pocos libros

Si bien la tecnología nos ha dado a muchos la oportunidad de un libro en nuestros dispositivos móviles, la investigación por internet y demás facilidades para el estudio, aún existen las bibliotecas.

Las bibliotecas han estado abandonadas últimamente y muchas de ellas tienen pocos libros en sus estantes.

Sin embrago todavía hay personas que entran y buscan un titulo en especifico para hacer sus tareas e investigaciones; para disfrutar de la lectura sintiendo el aroma del papel impreso. Hay estudiantes que preguntan por un libro, personas mayores que desean volver a leer un clásico y niños, sobre todo niños que van a la biblioteca para entretenerse; no tienen muchos juguetes ni ludotecas cercanas y las bibliotecas son una buena opción para pasar el rato y aprender. Para estas personas hacemos la colecta de libros.

En un inicio Cadena de Sonrisas, en el rubro de educación, solo trabajaba el proyecto de “Rincones de Lectura” para casas hogar y centros rehabilitación. Seguimos trabajando ese proyecto, pero debido al éxito obtenido, decidimos seguir compartiendo libros y comenzamos este año el proyecto: Alimentando Bibliotecas.

Buscamos bibliotecas públicas en zonas (o cerca de zonas) populares, en donde después de una visita, corroboramos que no tienen mucho material y que asisten varias personas.

Nos hemos centrado, por ahora, en alimentar la Biblioteca Pública Municipal Melchor Muñiz 1979, ubicada en Carlos Ozuna en el Huizachal, Naucalpan. Aquí, es interesante que durante la semana, por las mañanas visitan este espacio de conocimiento, niños mientras sus madres trabajan. Buscan libros adecuados para leer y algunas actividades que realizar. Esta biblioteca ha creado una sala especial para niños, quiere motivarlos al gusto por la lectura, pero esa salita estaba vacía hasta que nos comenzaste a donar libros infantiles, colores a la mitad y cuadernos que quedaron con hojas limpias cuando los usaste.

Por las tardes, algunos niños acuden a hacer ahí sus tareas y les son de utilidad las enciclopedias que les hemos llevado en tu nombre.

Hoy la biblioteca luce cada vez más atractiva.

Te invitamos a seguir donando libros en español e idioma extranjero de texto (no SEP), cuentos, novelas, enciclopedias, cuadernos comenzados pero sin las hojas usadas, colores que ya no utilices y material de papelería como hojas de colores y cartulinas.

Nota: Los libros que nos dones NUEVOS, esos se canalizan a personas hospitalizadas, los de medio uso son para este proyecto de Bibliotecas.

Si sabes de alguna biblioteca que requiera ser alimentada en la Cd. de México o en el Edo. de México, danos el dato para visitarla.
Si quieres ser voluntario y apoyar acomodando libros o ayudar en poner manualidades a los niños, ponte en contacto con nosotros.

GRACIAS POR SER UN CANAL DE CONOCIMIENTO PARA LOS DEMÁS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top