ESTÁS MUJERES SON EXTRAORDINARIAS Voluntariado

Son voluntarias en el comedor de Xochimilco.
Son guerreras, como diría mi amiga Dulce, de Gabriela Figueroa Millan. Son profesionistas y cuando se requiere dan su servicio de talento a los más necesitados, en otras ocasiones, se incluyen en tareas de organización de donativo.

Cada visita igual aplican sus conocimientos de veterinaria, ingeniería, administración y generación de donativo y y si es necesario, acomodan despensas, así también cargan cajas con donativos, y cuando es necesario, van a visitar a las personas y entregan donativos. Están donde se les necesita.

Son alegres y en sus actos se muestra amor y entrega.

Un voluntario cuando de corazón quiere ayudar, lo hace en lo que se necesita, en donde se requiere y el tiempo que se pide la ayuda.

Al seguir un orden, respetar y seguir las indicaciones se logra que los voluntariado se involucren en todo el proceso de ayuda humanitaria y canalización de donativos.

El día de ayer nos apoyaron en el armado de 140 despensas de higiene personal y embolsado de croquetas por kilo.

Para lograr este resultado, se requirió de movimiento de cajas, separación de productos y embolse de despensas.

Cuando los voluntarios trabajan con tanta entrega, sin duda tienen durante ese acto de solidaridad, la recompensa inmediata que es: alegría, risas y reflexiones de vida, cuando se trabaja en equipo, se aprende de los demás, de la plática que se da en ese momento y por lo general, llegan a ser temas o muy divertidos o de reflexión de vida y ello…alimenta el alma.

Gracias al voluntariado se puede mover una asociación o fundación. Es indispensable y muy valorada su participación.

Gracias por ser canal de amor hacia los demás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top